Ya no importa el ser judío o griego, esclavo o libre, hombre o mujer; porque unidos a Cristo Jesús, todos ustedes son uno solo. Gl 3:28

Eventos próximos

Sáb Ago 30, 2014 @10:00 - 05:00PM
Reunión Anual de Luz y Redención del Espíritu Santo

Suscríbase al boletín

Quien esta en Línea

Tenemos 2 visitantes y ningun miembro en Línea

Valoración del Usuario:  / 50
MaloBueno 

 

El Espiritualismo Trinitario Mariano

 

Introducción

 

Hablar del Espiritualismo Trinitario Mariano, constituye todo un reto, porque se trata de una religión con muchos matices y con límites poco claros; por lo tanto lo que es cierto y describe bien a unos grupos se vuelve dudoso o intrascendente para otros. También resulta complejo hablar de los espiritualistas, pues los aspectos relacionados con su origen, sus creencias y sus ramificaciones es bastante amplio.

 

A pesar de esta complejidad consideramos necesario presentar un panorama general de lo que es el Espiritualismo Trinitario Mariano para que los interesados puedan conocer esta forma del espiritualismo independientemente de si comparten todas sus creencias o están en desacuerdo con ellas, y no resulten engañados por las opiniones que publican los detractores del espiritualismo trinitario mariano o por grupos relacionados al mismo quienes queriendo aprovechar la gran difusión de los trinitarios marianos se ostentan como tales pero sus creencias son muy diferentes.

 

El presente documento es sólo un esbozo general de como es el Espiritualismo Trinitario Mariano; ya que como lo hemos comentado puede presentar muy diversas variantes y una descripción más detallada volvería demasiado extenso este documento.

 

 

Invitamos a los espiritualistas trinitarios marianos a comunicarse con nosotros y comentar que aspectos que hayamos omitido consideran relevantes y así poder detallarlos en un documento posterior.

 

¿Qué es el Espiritualismo Trinitario Mariano?

 

Dejando aún lado las discusiones académicas de ¿qué es religión, culto, secta, doctrina o religiosidad popular?, ya que explicarlas aquí excede el propósito del presente artículo; no obstante, si alguien está interesado en estos aspectos puede comunicarse con nosotros para un diálogo detallado al respecto.

 

El Espiritualismo Trinitario Mariano es una religión por cuanto es un conjunto de creencias entorno a un ser superior; no es una secta pues sus creencias y organización están desligadas de cualquier otra organización religiosa. Aunque puede decirse que sus creencias y prácticas se relacionan o son semejantes con las de otras religiones, la separación se establece en el momento en que los cambios en las creencias y organización de las religiones con las que pudiera relacionarse no afectan el desarrollo de los trinitarios marianos. Esta causa resulta también ser parte de las razones por las que no debería considerarse simplemente una religiosidad popular, ya que no se trata de “un sistema ideológico desorganizado” sino de conjunto organizado de creencias y prácticas cuya organización es independiente y está bastante desarrollada.

 

El Espiritualismo Trinitario Mariano es una religión ecléctica por cuanto trata de armonizar sistema religiosos diferentes como puede ser las tradiciones judeocristianas con tradiciones orientales o con las creencias prehispánicas.

 

Esta forma de espiritualismo es una religión práctica y altruista; ya que antes de preocuparse por profundas o intrincadas reflexiones teológicas que expliquen el mundo que nos rodea, da respuestas sencillas y enfatiza en la aplicación cotidiana de esas respuestas. Como lo vemos en el apartado sobre la curación la esta se vuelve una labor eminentemente altruista al ofrecer a las personas una forma sencilla de comprender y resolver sus problemas de una manera desinteresada; situación que ha motivado que personas ajenas al espiritualismo la vean simplemente como una expresión religiosa de las clases más humildes (populares) de México.

 

Los trinitarios marianos aunque originarios de México tienen propósitos universales, pues a diferencia de algunas ideologías relacionadas, los trinitarios marianos no se centran sólo en los mexicanos; sino que consideran a México sólo como el punto de origen desde donde habrá de difundirse la palabra de Dios a toda la humanidad.

 

Resumiendo podemos decir que el Espiritualismo Trinitario Mariano es una religión originada en México pero con aspiraciones universales centrada en la palabra de Dios transmitida a través de las cátedras que se muestra como el camino de salvación a través del cumplimiento de esa palabra y busca ayudar a la humanidad a través de la orientación y la curación.

 

Origen

 

Como ya se señalaba el Espiritualismo Trinitario Mariano se origina en México y no en Estado Unidos de Norteamérica como algunos creen. Esto ocurre a finales del siglo XIX, derivado directamente de la iglesia fundada por Roque Rojas Esparza y no de la iglesia católico-romana ni del espiritismo con los cuales tiene algunos aspectos comunes. Aquí es importante remarcar que Roque Rojas no funda el Espiritualismo Trinitario Mariano; funda una iglesia la cual está compuesta por siete iglesias, cada una representando a una iglesia de las mencionadas en el libro del Apocalipsis del apóstol Juan en el Nuevo Testamento y a cada iglesia le corresponde un sello o escudo.

 

De esas siete iglesias, en la sexta iglesia o iglesia del sexto sello el 24 de diciembre de 1863 en la ciudad de México Roque Rojas dejo como jefe a Ismael Corona Suárez y debido a que a cada jefe de iglesia le correspondía un título simbólico, el de Ismael Corona fue el de “Guía”. En la misma fecha Damiana Oviedo Suárez fue asignada por el mismo Roque Rojas como sacerdotiza virgen del sexto sello, ya que dentro de la estructura original había una sacerdotiza virgen para cada una de las siete iglesias y tales sacerdotizas eran las únicas que podían transmitir inspiraciones divinas.

 

Como cada iglesia tenía una representación del sello correspondiente, en este caso del sexto sello así como un arca representativa de una tribu simbólicamente asignada, la tribu de Rubén para este sello, tales objetos fueron entregados por Roque Rojas a Guadalupe Suárez viuda de Oviedo, madre de Damiana Oviedo Suárez, el domingo 28 de marzo de 1869.

 

A la muerte de Roque Rojas el domingo 18 de mayo de 1879, hubo dispersión entre los integrantes de las iglesias, lo que más tarde se convirtió en divisiones y desconocimientos recíprocos; por lo que algunas iglesias y oratorios dependientes de ellas continuaron realizando sus actividades por cuenta propia.

 

Es entonces cuando Damiana Oviedo asume la dirección del oratorio en que se encontraba señalándolo la iglesia del sexto sello rompiendo con ello su relación con la jerarquía establecida por Roque Rojas según la cual ninguna mujer podría ser jefe de una de sus siete iglesias; de esta forma el oratorio de Damiana Oviedo empieza a ser autonombrado como la “iglesia del sexto sello”, y también llamado “basílica del espíritu santo” y “casa espiritual de Elías”.

 

Dentro de la liturgia eliasista a la iglesia del sexto sello correspondían ceremonias los días 1, 9, 13 y 21 de cada mes estás se siguieron realizando pero en lugar de centrarse en la liturgia y en la llamada “cátedra Elías”, que no era otra cosa sino disertaciones sobre el eliasismo que los sacerdotes dirigían a su congregación, se centraron más en las “inspiraciones divinas” pues como Damiana Oviedo Suárez fue la primera sacerdotiza guardiana del sexto sello dentro de la estructura de la iglesia fundada por Roque Rojas al continuar las “inspiraciones divinas” los mensajes poco a poco siguieron desplazando la atención de la fe de las ceremonias de culto y la persona de Roque Rojas a la persona de Jesús de Nazaret y la palabra de Dios que el manifiesta a través de las “cátedras” como ahora nombraban a las “inspiraciones divinas”; de esta forma paulatinamente se fueron reestructurando las creencias, las actividades y la estructura independizándose totalmente de la iglesia de Roque Rojas, de tal forma que aunque ambas religiones (la Eliasista y el Espiritualismo Trinitario Mariano) comparten varios aspectos, estos tienen una interpretación diferente en cada una. Como es fácil suponer cada una señala la propia interpretación como la correcta, la iglesia de Roque Rojas fundamentándose en ser la fuente de donde se originan algunas de las creencias y actividades de los trinitarios mariano y en los escritos de Roque Rojas y de quienes se mantuvieron apegados a la iglesia original, mientras que los trinitarios marianos se fundamentan en la palabra de Dios dada por su hijo Jesús de Nazaret a través de las cátedras y en las explicaciones de espíritus superiores llamados de forma general “mundo espiritual de luz” que se comunican a través del entendimiento de personas “preparadas” para tal fin.

 

Este aspecto es muy importante que sea tomado en cuenta pues resulta muy común el error de querer interpretar asuntos de la iglesia de Roque Rojas desde la perspectiva trinitaria mariana y viceversa dando como resultado que se acusen mutuamente de estar en el error. Otras variantes de este error son las siguientes. en ocasiones algunos espiritualistas trinitarios marianos dicen que tal o cual forma de realizar sus actividades o sus creencias fueron establecidas por Roque Rojas, cuando en la realidad no lo es y aunque lo fuera, de acuerdo a la fe trinitaria mariana, todo eso debería ser confirmado en las cátedras. En otras ocasiones en cambio, algunos eliasistas pretenden corregir a los trinitarios marianos diciendo que tal o cual cosa debe cambiar por que es de otra forma como Roque Rojas lo estableció; aquí se está cometiendo un error parecido, pues el Espiritualismo Trinitario Mariano no es la Iglesia Elisista, por lo tanto aunque tengan similitudes no tienen porque ser exactamente iguales.

 

Curiosamente, algunas corrientes del Eliasismo han señalado al espiritualismo trinitario mariano como cismático, herético o incluso como “ampliamente equivocados” y a las cátedras “estúlticas1 y blasfémicas”. Mientras que los trinitarios marianos sin llegar a ser tan agresivos consideran al eliasismo como los primeros pasos del mensaje del tercer tiempo por lo tanto los consideran ya superados y presentan al espiritualismo como una versión mejorada del mensaje. Aquí conviene remarcar que si bien el Espiritualismo Trinitario Mariano mira con cierto aprecio y respeto a la iglesia eliasista, aunque es de señalar también que algunas de las más recientes divisiones del espiritualismo miran al eliasismo como algo obsoleto, plagado de idolatría e ignorancia.

 

Ahora bien como ya señalamos el Espiritualismo Trinitario Mariano reinterpreta el símbolismo heredado de la iglesia de Elías y el oratorio eliasista del sexto sello a cargo de Damiana Oviedo se convierte en el “templo del sexto sello”, y su responsable se le denomina “Guía”, ya que dentro de la estructura eliasista el jefe de la iglesia del sexto sello también se denominaba guía, la liturgia del culto eliasista se simplifica y deja de ser la actividad principal de la religión para convertirse en el marco dentro del cual ocurre la comunicación espiritual, donde Jesús de Nazaret inspira inicialmente a la guía y después a otras personas preparadas que son llamadas “pedestales”, los integrantes activos que dentro del eliasismo eran el sacerdocio ahora se convierten en “facultades” cada una con diversos dones; los rituales de sanación con los símbolos de la iglesia eliasista son sustituidos por la imposición de las manos de las facultades y más tarde por el consejo de el llamado “mundo espiritual de luz” que se manifiesta a través de las facultadas. La jerarquía y estructura de la iglesia de Roque Rojas es sustituida por una jerarquía mucho más sencilla y flexible, ya no hay un gobierno central sino cada grupo se autogobierna guardando cierto grado de relación con el grupo que los origina, de ahí que muchos grupos trinitarios marianos se digan ramas del “templo del sexto sello” aunque en la actualidad la asociación religiosa que es lo que en aquel tiempo fue el templo del sexto sello no los reconozca.

 

En la perspectiva trinitaria mariana todos estos cambios no ocurren por voluntad de Damiana Oviedo sino por indicaciones expresas de Jesús de Nazaret a través de las cátedras; cuestionar esto equivaldría a decir que la iglesia Eliasista es únicamente formada por voluntad de Roque Rojas y que él no actuaba por voluntad de Dios Todopoderoso; es decir en ambos casos se vuelve cuestión de fe. Es aquí donde se vuelve importante comprender que el espiritualismo trinitario mariano no es ya una secta o una división de la iglesia eliasista sino una religión independiente y como tal inicia su rápido crecimiento.

 

Su teología sencilla, la ayuda práctica de las curaciones, la independencia de sus grupos y un reconocimiento de la forma de vida de las personas humildes permite su amplia aceptación a todo lo ancho de la república mexicana; pero también se vuelve un fértil campo para las divisiones y cada grupo va reinterpretando o ampliando las creencias y las actividades en última instancia todo fundamentado en la palabra transmitida en las cátedras.

 

El crecimiento y luego la división es tan rápida que para 1930 el Espiritualismo Trinitario Mariano es más difundido que la iglesia que le dio origen y para 1950 alcanza países de latinoamérica y zonas del sur de Estados Unidos de Norteamerica y ya se forman en su interior los primeros grupos que tendrán diferencia irreconciliables.

 

Organización

 

Los grupos espiritualistas trinitarios marianos son bastante independientes, en cada grupo la responsabilidad principal recae sobre el “Guía” quien puede ser hombre o mujer y se le llama guía por que como hermano mayor habrá de guiar a los demás, esta denominación en nada tiene que ver con la estructura de la iglesia eliasista donde Guía es el título del jefe de la sexta iglesia. Ni tampoco tiene intención egoísta de resaltar inmerecidamente a la persona del guía como los suponen algunas divisiones recientes del espiritualismo; simplemente es el nombre que dan al responsable de un lugar y en ningún momento lo ponen en lugar de Jesús como algunos piensan, pues tienen muy definido que la religión se centra en Dios a través de Jesús, y en un segundo plano viene la estructura que representan los integrantes.

 

Como principal auxiliar del guía se encuentra el “Pedro piedra fundamental” que siempre ha de ser varón. El tercer integrante de mayor importancia es el “guardián” quien puede ser hombre o mujer y cuya función principal es mantener el funcionamiento físico del lugar (limpieza, reparaciones, etcétera) así como el orden durante las ceremonias; nuevamente aquí señalamos que su función es muy diferente de la de los guardianes de en la estructura de la iglesia fundada por Roque Rojas y los intentos de comparación no tienen mayor sentido.

 

Junto con estos tres cargos principales pueden existir otros que en ocasiones no existen se reconocen en todas las congregaciones trinitarias marianas y estos son; el “pedro orador” encargado de realizar las oraciones de inicio de todas las ceremonias. La “samaritana” (siempre mujer) cuya principal función es mantener limpia y disponible el agua que después de las ceremonias de cátedra queda convertida en bálsamo y que será compartida con los asistentes. Las “columnas” que pudiendo ser hombres o mujeres son de cantidad variable y su función principal es auxiliar al guardián en mantener el orden durante las reuniones. El “pluma de oro” cuya función es mantener un registro tan fiel como le sea posible de las cátedras transmitidas en su congregación.

 

Creencias principales

 

El nombre

 

Los Espiritualistas Trinitarios Marianos en siempre se han mostrado gustosos que en su nombre pueden resumir quienes son y lo que creen, por tal motivo iniciamos este punto de las creencias con la explicación del nombre.

 

Son “espiritualistas” por que para ellos es más importante el espíritu que la materia, algunos incluso llegan a afirmar que hay una lucha entre la materia y el espíritu por lo tanto como ellos son partidarios del espíritu se llaman espiritualistas.

 

Son trinitarios por que creen en la trinidad, aunque aquí si existe un poco más de variedad en lo que cada grupo entiende por trinidad, algunos creen que la trinidad es “Dios padre, dios hijo y dios espíritu santo”, situación que ha motivado que los consideren derivados de la iglesia católica romana o que han copiado el dogma de la “santísima trinidad” de tal iglesia. Otros trinitarios marianos entiende por trinidad a la formada por Dios Todopoderoso, su hijo Jesús de Nazaret y el Espíritu Santo, pero sin considerar estos últimos como dioses, situación que también es problemática ya que fomenta su rechazo por los grupos católicos y evangélicos que compartes el dogma de la trinidad y que consideran error absoluto a toda religión que no crea que Jesús de Nazaret es igual a Dios Todopoderoso. Otras interpretaciones menos frecuentes son; retomar la interpretación de la iglesias eliasista y considerar que la trinidad es una trinidad formada por tres mesías Moisés, Jesús y Roque Rojas “Elías”. La otra opinión también poco frecuente dice que la trinidad es “El padre, el hijo y la virgen María”.

 

Son Marianos por que reconocen y creen en la virgen María madre de Jesús como intercesora por la humanidad.

 

Cátedra

 

La cátedra es la piedra angular de las creencias de los Espiritualistas Trinitarios Marianos, las modificaciones en sus creencias, los cambios en sus actividades, y la explicación del mundo que los rodea se fundamenta en las cátedras entendiendo estas como la inspiración que Dios Todopoderoso, o alguna de “las divinidades” (entendiendo a estas como Jesús de Nazaret, La Virgen María o Elías) manifiestan a través de personas preparadas llamadas pedestales, ruiseñores o facultades de cátedra.

 

Entender a que se refieren con inspiración resulta también motivo de controversia, mientras algunos trinitarios marianos hablan de una inspiración absoluta donde la facultad de cátedra pierde la noción de lo que ocurre y de lo que dice pues es el espíritu que se manifiesta quien pone palabra por palabra lo que lo que habrá de decir, otros trinitarios marianos critican ese punto de vista diciendo que entonces sería “posesión” y no inspiración y afirman que en el estado de oración y meditación que se encuentra el pedestal recibe de “espíritu a espíritu” el mensaje divino y debe él de ponerlo en lenguaje humano, algo así como un interprete, de hecho existe una expresión que utilizan que resume muy claramente su postura y dice así “la divinidad pone el concepto y el pedestal la palabra”. Es claro que entre estas dos opiniones tan opuestas existe una amplia gama de matices.

 

La cátedra se realiza en fechas señaladas previamente y de forma fija, por ejemplo la mayoría de trinitarios marianos realiza cátedra los domingo, los jueves, los días primero, trece y veintiuno de cada mes. Adicionalmente algunos grupos realizaran cátedras en otras fechas como los días siete, nueve de cada mes o el veinticuatro y treinta y uno de diciembre, o el quince de agosto. Estás modificaciones se deben a una cantidad muy amplia de opiniones de cada grupo trinitario mariano, por lo que escapa al alcance de este documento explicarla, basta señalar que por ejemplo pueden dos templos celebrar una cátedra en una misma fecha pero el motivo será diferente.

 

Un rasgo importante de las cátedras en los grupos trinitarios marianos que los distingue mucho de otras corrientes del espiritualismo es que en la mayoría de sus cátedras la inspiración o “la palabra” como le llaman suele ser con la participación de Jesús de Nazaret, Elías, y la Virgen María; mientras que en grupos que no son trinitarios marianos es más frecuente que solo sea uno de estos seres el que se comunique cada día y no de forma simultánea.

 

Las cátedras suelen ser extensas (una hora en promedio) sólo de el mensaje transmitido por el pedestal, a esto habría que agregar el tiempo de entonación de himnos o “coros” como familiarmente se les llama y de oración. Desafortunadamente en muchos casos el contenido de la cátedra tiende a ser repetitivo y dar la impresión que sólo son “ideas o frases sueltas” sin que exista una estructura o tema concreto que guíe el mensaje, situación que es muy señalada por los observadores externos (como investigadores o personas de otras corrientes del espiritualismo). Los ejemplos, las comparaciones y las reflexiones suelen ser sencillas enfocadas a cuestiones de la naturaleza y de la vida diaria más que reflexiones filosóficas o detalladas. Es muy frecuente el uso del voseo entendido esto como referirse a tercera personas como “vos” y “vosotros” con el consiguiente empleo de uso de los verbos en esas formas (habéis, bendeciréis); también es frecuente el empleo de palabras formales del español de hace varios años y que actualmente son palabras poco usadas (por ejemplo: lustro, alfolí, enjugar).

 

El mundo espiritual de luz

 

El espiritualismo trinitario mariano tienen una marcada división entre el mundo físico o “material” como ellos lo llaman pues lo consideran imperfecto y causa de todos los problemas de la humanidad, en contra parte el aspecto espiritual o mundo espiritual es perfecto y superior y al cual le dan mayor relevancia, de ahí el nombre de denominarse espiritualistas.

 

En ese mundo o plano espiritual, consideran existen seres o espíritus superiores que por su gran aprecio a la humanidad y con permiso de Dios Todopoderoso vienen a auxiliar a la humanidad. Esos seres son en su mayoría espíritus de personas que llevaron una vida de acuerdo a la voluntad de Dios, algunos coinciden con los “santos” de la iglesia católica, otros más con personajes ilustres por su sabiduría o sus obras, como los reyes aztecas o personajes de la independencia de México; sin embargo, existen muchos otros seres que no son personajes conocidos y que pertenecieron, según se cree, a los pueblos prehispánicos, de esta forma tenemos que existen espíritus que se identifican como pertenecientes a las tribus azteca, maya e incluso a tribus pieles roja. Otro grupo de menor cantidad de espíritus son seres que nunca habitaron sobre la tierra y que corresponde con ángeles, arcángeles o incluso otros seres que no tienen similitud con los de ninguna otra ideología religiosa.

 

Todos esos espíritus en conjunto reciben el nombre de “mundo espiritual de luz” y como ya decíamos su preocupación por los seres humanos los motiva a pedir permiso a Dios Todopoderoso para venir a auxiliar a los humanos. Este auxilio lo realizan, a través de la comunicación por medio de personas preparadas para tal fin o incluso sin necesidad de manifestarse a través de alguien, es decir basta con orar a Dios y pedir que conceda que tal o cual “ser espiritual” nos auxilie.

 

En este punto también debemos remarcar las diferencias entre el espiritualismo y otras ideologías religiosas, primero, la comunicación de los seres espirituales a través de personas especialmente preparadas ha hecho que se le relacione con el espiritismo de Allan Kardec; sin embargo, los mismo trinitarios marianos rechazan cualquier relación, ya que sin precisar las razones suelen ver al espiritismo como una actividad no del todo buena y que llega a permitir la práctica de acciones erróneas, está es la idea general dentro del espiritualismo ya que muy pocos trinitarios marianos tienen una idea clara u objetiva del espiritismo. Esta semejanza también ha generado que algunas divisiones del espiritualismo llamen a esas personas preparadas “médiums”, cuando los trinitarios marianos no les asignan ningún nombre en particular y sólo se refieren a ellos como “es una facultad que ya tiene ser espiritual”. La correspondencia entre algunos seres espirituales y santos de la iglesia católica romana ha hecho que se les confunda con santeros, con los cuales tampoco tienen relación alguna, y se resalta el hecho que el hecho que la iglesia católica romana reconozca o rechace la santidad o no de algún personaje no genera efecto alguno entre los trinitarios marianos, es decir ellos reconocen a ciertos personajes como superiores independientemente de si este reconocimiento es compartido por alguna otra religión.

 

Por otra parte, los trinitarios marianos consideran que a cada persona le corresponde un ser espiritual; sin embargo es común que las personas con mayor conocimiento espiritual tengan asignados más de un ser espiritual. Esta creencia tampoco debe ser confundida con los ángeles de la guarda de las tradiciones judeocristianas, ya que como señalabamos anteriormente los seres espirituales pudieron o no haber habitado el mundo físico, mientras que los ángeles de la guarda jamás han habitado sobre la tierra. Este rasgo es particularmente importante pues al considerar que algunos seres espirituales han habitado sobre la tierra y sufrido las penurias de los humanos, los pone más cerca de quien acude a buscar su ayuda y realmente los conciben como hermanos mayores que transitaron satisfactoriamente por esta vida y no los ven simplemente como espíritus mágicos o alejados del sufrimiento humano.

 

Curación

 

El otro rasgo distintivo del Espiritualismo Trinitario Mariano es su gran énfasis en la curación de hecho consideran que es una de las dos formas en que un espiritualista puede hacer algo de ayuda al mundo, la otra forma es la oración.

 

En este punto también existe una notable variedad, pues va desde los grupos donde la curación es la imposición de las manos y la oración a los grupos donde un espíritu de luz llamado familiarmente “ser espiritual” se manifiesta a través de una “facultad” y realiza unciones con lociones aromáticas o ramos de pirul, huevos y toda una serie de objetos de lo más diverso. Complementando con la prescripción de remedios herbolarios, remedios caseros y prácticas que rayan en lo ritual.

 

Este es uno de los aspectos más criticados por otras corrientes del espiritualismo que en su mayoría afirmando que Jesús de Nazaret no empleo “remedios de ningún tipo en sus curaciones” limitan la curación a la oración e imposición de las manos y a la orientación de las personas de acuerdo a manera espiritualista de comprender el mundo.

 

Lo más común es que las curaciones se realicen los días martes y viernes de cada semana.

 

Los tres tiempos

 

El espiritualismo trinitario mariano se cree que la historia de la humanidad ha estado dividida en tres periodos llamados “tiempos”, de una duración variable y sin precisar la fecha de inicio o fin de cada uno de ellos. En cada “tiempo” Dios Todopoderoso ha mandado un “enviado” que llega para dar a conocer la voluntad de Dios y guiar a la humanidad por el camino correcto. En este orden de ideas, el espiritualismo trinitario mariano cree que en el “primer tiempo” el “enviado” fue el patriarca Moisés. Algunos otros trinitarios marianos, los menos, creen que el mismo Dios Todopoderoso vino en persona durante el primer tiempo.

 

En el “segundo tiempo” Dios mando como “enviado” a Jesús de Nazaret; mientras que para el tercer tiempo existen varias interpretaciones de quien fue el “enviado”. Algunos creen que el “enviado” de este tercer tiempo fue Roque Rojas, otros piensan que el “enviado” fue “el padrecito Elías” no siendo muy claro quien es “el padrecito Elías”, aunque en su mayoría concuerdan que es Roque Rojas; algunos otros consideran que en este tercer tiempo “el enviado” es nuevamente Jesús de Nazaret pero ahora no en cuerpo físico sino en forma espiritual.

 

En este punto conviene remarcar las similitudes y diferencias entre estas creencias y las de la iglesia fundada por Roque Rojas; si bien el eliasismo también divide la historia de la humanidad en tres partes, les llama “eras” más que tiempos; además les atribuye una duración de dos mil años aunque sólo da fecha precisa para inicio y termino a la tercera era (que inicia el domingo de resurrección de 1869 y termina en el 3869) y cada tiempo ha tenido un “mesías” que han sido Moisés, Jesús y Roque Rojas, mientras que los trinitarios marianos los llaman enviados.

 

Por otra parte, las más recientes divisiones del espiritualismo, eliminan tanto la división de los tres tiempos como la importancia de los tres enviados, centrándose en su mayoría sólo en la figura de Jesús.

 

Ramificaciones y divisiones

 

Si entendemos ramificaciones como las variantes que van tendiendo los grupos trinitarios marianos pero conservando unidad y reconocimiento hacia otros grupos trinitarios marianos, realmente podemos decir que cada nuevo grupo que se forma es una ramificación pues al ser tan flexible su estructura, es natural que cada guía de a su grupo formas peculiares de trabajar y explique el espiritualismo de formas ligeramente distintas pues realmente son muy pocos los grupos que separarse físicamente del grupo original mantengan intacta la misma manera de trabajar o la misma manera de entender el espiritualismo. Por eso mucho se ha hablado que el espiritualismo es “caótico” que no tiene una organización eficiente y mucho menos una coordinación que le permita madurar sus ideología, y tristemente podemos decir que es común que la vida de un grupo trinitario mariano es lo que dure la vida de su guía pues al no existir la estructura y coordinación de la que hablamos, a la muerte del guía sigue la dispersión de su grupo.

 

Quizá los grupos más representativos del espiritualismo trinitario mariano son el llamado templo del medio día, el templo de la fe, y el llamado templo de Palmira que aunque con varias diferencias en sus actividades y sus creencias mantienen algún grado de reconocimiento mutuo junto con los grupos que de ellos se han derivado.

 

Por otra parte si entendemos como división a la formación de nuevos grupos que ya no reconocen autoridad alguna de los grupos de donde surgieron y que se vuelven independientes en la forma en como se organizan o en lo que creen, entonces nos daremos cuenta que el espiritualismo trinitario mariano se divide más rápido de lo que se ramifica y podríamos agrupar las divisiones en los siguientes dos grupos.

 

Los espiritualistas que terminaron con las cátedras

 

Aproximadamente en los cinco años previos a 1950 empezó principalmente en el Distrito Federal a integrarse una corriente del Espiritualismo Trinitario Mariano que basándose en cátedras recibidas afirmaba que las cátedras habrían de terminar al finalizar 1950 y se empezó ha hablar de que había que reunir las cátedras que aún se recibían en aquellos años porque constituirían “las escrituras del tercer tiempo”, se genero un gran revuelo días antes de terminar el año en cuestión otra corriente también basada en cátedras recibidas empezó ha hablar que habría una prórroga y que las cátedras no terminarían al terminar 1950.

 

La corriente que concluyó las cátedras en dicho años acusó, basada en cátedras, a toda comunicación posterior de falsa y de ser producto de espíritus malignos, bajo un procedimiento poco claro reunieron algunas cátedras en doce volúmenes llamados “El Libro de la Vida Verdadera”, y su contenido es lo que consideran el conocimiento espiritualista.

 

Sin embargo, el grupo se hay ido dividiendo y formando organizaciones que prácticamente se desconocen entre sí, y algunas de ellas han promovido colecciones complementarias de cátedras anteriores a 1950. Aunque la cantidad de integrantes de una corriente espiritualista no garantiza su veracidad, vale la pena apuntar que comparativamente su crecimiento ha sido mucho menor que el de los trinitarios marianos quienes hasta han dado pie para más divisiones.

 

Los espiritualistas que cambiaron las cátedras

 

Después de la crisis de 1950 y hacia 1970 empezó otra división en los trinitarios marianos la cual hablaba, también fundamentados en cátedras por cierto, de que si las cátedras existían estás deberían cambiar y se formaron múltiples grupos seguidores de esta corriente con múltiples variaciones e influidos por las ideologías orientalistas de la época. Dejaron de llamarse trinitarios marianos para ser simplemente espiritualistas, al espiritualismo ahora lo llamaban “espiritualismo crístico” los pedestales ahora se llamaban “médiums”, los templos se convirtieron en “escuelas”, los guías en directores y a la cátedra le llamaron “irradiación crística”; se removieron los altares, se retiraron las vestimentas blancas y muy curiosamente los grupos que realizaron estos cambios se redujeron en integrantes de forma muy drástica (aunque ya hemos señalado que la cantidad de integrantes no da indicio de la veracidad).

 

A pesar de estás dos grandes divisiones el Espiritualismo Trinitario Mariano continua existiendo y en un grado no logrado ni por sus antecesores ni por sus derivados en conjunto, y este hecho más que prejuzgar sobre la certeza o el error nos debe invitar a reflexionar que si es correcto ¿Por qué ya no crece como tan rápido como antes, por el contrario se divide cada vez más? Y si es equivocado la corriente espiritualistas en la que estamos debería esforzarse por alcanzar a aquellos que aún son trinitarios marianos, en síntesis de uno o de otro lado aún hay mucho trabajo por hacer.

 

Comentarios finales

 

Independientemente del grado en que compartamos las creencias del Espiritualismo Trinitario Mariano, es indudable que debemos reconocerles ciertas cosas buenas, dentro de las principales están su gran fe, pues a diferencia de muchas divisiones recientes del espiritualismo, los trinitarios marianos tienen, viven y demuestran su fe, sacrifican muchas cosas en favor de los templos y de “la obra”, como ellos llaman familiarmente al espiritualismo; no los detiene su escasez de recursos, ni les importa el rechazo por parte de los demás; no les importa enfrentarse a enfermedades incurables, o realizar grandes esfuerzos para acudir a sus reuniones, ellos creen firmemente en Dios y en el espiritualismo.

 

Su respeto a las cosas de Dios es también otra cualidad digna de reconocimiento que deberíamos imitar, pues ellos ponen mucho amor y respeto a todo lo que de alguna manera representa lo que tiene que ver con el espiritualismo, así son dedicados en mantener el orden y la limpieza en sus lugares de reunión; cuidan el aspecto de las batas y túnicas que emplean en las reuniones; incluso consideran con cierto respeto los objetos por simples que sean que hayan estado cerca del sitio de la cátedra.

 

Su interés por ayudar a la humanidad, ellos se esfuerzan de sobremanera por realizar la curación ya que consideran que es la mejor forma que tienen de ayudar a la humanidad en general; pero también se esfuerzan por hacer el bien y tener algo que ofrecer no sólo a los que comparten su fe sino a todas las personas.

 

De lo muy poco que tienen en el sentido material ofrecen mucho a Dios Todopoderoso.

 

1De “estulto” que significa necio o tonto

 

Comentarios   

 
0 #91 mari 22-10-2014 17:30
hola en las curaciones de martes y viernes no se utiliza huevo, ni ramos de pirul en el templo es lo mas hermoso que existe, las cátedras es la palabra de las divinidades crea el hombre o no lo crea es verdad todo es espiritual. se siente te cambia la vida por completo. yo pertenezco a uno y este año iniciamos estoy orgullosa de ser integrante del templo sip
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #90 Javier Mena 10-10-2014 04:59
Que La Paz de mi padre este con ustedes!!

Alguien me podría informar de una casa de oración en Cancún por favor..?

Encontré un templo por internet y se llama el Sexto Sello, pero creo que es algo diferente a lo que estaba acostumbrado en la casa de oración a la que asistía en México, ojalá alguien me pueda ayudar, nesecito estar en una cátedra ..... Me urge!!! muchas gracias!! Que La Paz de mi padre quede con ustedes!!
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #89 diana 28-09-2014 23:47
alguien me podria comunicar una dirreccion en veracruz veracruz del templo trinitario mariano
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #88 diana 28-09-2014 23:46
alguien que conosca un templo trinitario mariano en Veracruz ver


Me urgeee.
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #87 diana 28-09-2014 23:45
alguien conoce un templo trinitario en Veracruz.ver???


Me urgeee.
Citar | Reportar al moderador
 
 
+1 #86 Luna 27-09-2014 00:14
Ha por cierto para la persona que pregunta por templos en cuautitlan, al que asisto está en tulantongo, Texcoco, cerca de una torre de luz, sobre la calle hay un preescolar, y esta el auditorio ejidal.
Citar | Reportar al moderador
 
 
+1 #85 Luna 27-09-2014 00:11
La religión espiritualista es muy delicada, debemos profesar mucho respeto a todo, aunque algunas personas se han equivocado y abusan de la fe de las personas cobrándoles por las curaciones, lo peor que hay personas que solo buscan la religión porque saben que curan, pero no le guardan respeto, en el templo al que asisto no cobran por nada, es lo que uno desee apoyar porque lo utilizan para las flores, sirios, entre otras cosas.
Citar | Reportar al moderador
 
 
+4 #84 Golondrina 19-09-2014 15:45
No es una religión. Es una escuela espiritual.
Citar | Reportar al moderador
 
 
+2 #83 reyna maris 18-09-2014 21:16
Solo para aclarar que el espiritualismo trinitario mariano, no es una religión. Es conocer a dios a través de su doctrina espiritual.
Citar | Reportar al moderador
 
 
-1 #82 fany 18-09-2014 21:09
Nosotros estamos en el edo de México por el ajusco km7 para quienes gustan ir ;-)
Citar | Reportar al moderador
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar